Un barriobajero lanza un reto a su amigo: ¡Venga, chúpame la polla! Este se traga su polla, pero tiene miedo de que sus amigos se enteren..."¡Cállate y chupa!" Después de habérsela chupado, y de manera inesperada, el chungo se empala en su polla como una verdadera zorra, y después se deja penetrar a golpes de consolador mientras huele sus zapatillas. Se corre encima de las zapatillas...¡y las lame para probar su propio jugo!

Mp4 standard
Mp4 mobile