Cuando mi chico no está, lo hecho mucho de menos. ¡Y a su polla también! Por lo tanto, me voy al cuarto de baño, saco mi mejor consolador e imagino que me la chupa y que me encula. Como me encantan los sueños húmedos, me pongo debajo de la ducha, todo vestido para que la ropa se me arrape bien... Es genial meterse el consolador con los pies en deportivas mojadas: ¡hace que me corra en un momento!

Mp4 standard
Mp4 mobile

Con Tony