Después de un duro día de trabajo, Nico vuelve a casa para follarse a su novio. El chico, muy bien adiestrado, se come las zapatillas y chupa los pies de su amo. ¡Pero lo que más le gusta por encima de todo es comer pollas! No hay problema: Nico está muy bien dotado y le mete el bistec hasta el fondo de la garganta. Un vídeo 100% fetichistas y chándal, por Tony Rekins.

Mp4 HD
Mp4 standard
Mp4 mobile

De la película KIFFE MES SKETS N°2, producido por Tony Rekins y dirigido por Tony Rekins